Nueva ordenación de los espacios portuarios de Barcelona

El Ayuntamiento de Barcelona y el Port de Barcelona han acordado una nueva ordenación de los espacios portuarios de Barcelona. El objetivo de os pactos alcanzados hoy por el presidente del Port de Barcelona, Sixte Cambra y la alcaldesa de la Ciudad Condal, Ada Colau es permitir una mejor integración del ámbito portuario en la ciudad, ganar espacios para el uso vecinal y avanzar en la gestión sostenible de la movilidad y la reducción de emisiones.

Las terminales internacionales de cruceros en Barcelona se han limitado a 7 y se agruparán en el Muelle Adosado, liberando espacios  para uso público y ciudadano.

Además, según se ha acordado hoy, el Port de Barcelona elaborará un programa concreto para reducir las externalidades medioambientales del tráfico de cruceros y un plan de gestión sostenible de la movilidad terrestre de cruceristas.
Nueva ordenación de los espacios portuarios de Barcelona

Según ha anunciado el Port de Barcelona en un comunicado de prensa, el plan urbanístico de la Nueva Bocana saldrá adelante con mejoras consensuadas: se crearán 14.000 m2 de espacios de calidad para uso público y se potenciarán los usos docentes con la ubicación de centros formativos y tecnológicos vinculados a la náutica.

Del mismo modo, el consistorio y el Port avanzarán en la reforma integral del ámbito del paseo de Colom y el muelle de la Fusta, y próximamente ya se instalarán pistas deportivas para que los vecinos y vecinas de la zona puedan hacer suyo este espacio.

Los pactos son fruto de la colaboración e interlocución mantenida en los últimos meses por las dos instituciones con el objetivo de recuperar el vínculo de los vecinos y vecinas con el puerto barcelonés y garantizar un modelo de gestión sostenible de la actividad que genera el Puerto en todos los ámbitos.

Limitación y traslado por etapas de las terminales de cruceros

Uno de los puntos clave que se han abordado es la gestión de los cruceros que llegan y salen de la ciudad. El Puerto de Barcelona es el cuarto a nivel mundial en número de cruceristas – recibe 2,6 millones el año–, hecho que obliga a velar porque esta sea una actividad sostenible para la ciudad.

Para garantizarlo, el consistorio y la Autoridad Portuaria han acordado limitar el número definitivo de terminales marítimas internacionales –terminales de cruceros– a 7, que se concentrarán todas en el muelle Adosado siguiendo un plan de etapas. Por lo tanto, se retirarán todas las terminales de cruceros del ‘puerto ciudad’ y se abrirán las zonas que ocupan al uso ciudadano.

Nueva ordenación de los espacios portuarios de Barcelona
En la actualidad, en el Port de Barcelona hay 8 terminales de cruceros: A, B, C, D y @E (esta en construcción) en el muelle Adosado, Maremagnum en el muelle de España, y Norte y Sur en el muelle Barcelona (a ambos lados del World Trade Center). El calendario que se ha definido prevé las fases por el traslado al muelle Adosado de toda la actividad de cruceros y también de la terminal de ferrys de Astilleros (utilizada actualmente por Baleària), en los siguientes plazos:

Terminales Maremagnum y Drasasnes: finalización de las operaciones de cruceros y traslado inmediato de las operaciones de ferrys al muelle Adosado una vez se acabe la ampliación, con horizonte 2022-2023. Se eliminarán los usos portuarios comerciales de los muelles España y  Drasasnes y se abrirán los espacios de muelle liberados al uso público ciudadano.

• Terminal Norte: eliminación de la actividad de cruceros al concluir la concesión actual, en 2026. Se suprimirán los usos portuarios comerciales de las alineaciones norte y este del muelle Barcelona y se abrirán los espacios de muelle liberados al uso público ciudadano.

Terminal Sur: finalizarán las operaciones de cruceros cuando el espacio que ocupa actualmente la terminal polivalente de Puerto Nuevo –adyacente a la terminal @E– quede desafectado del uso de transporte de mercancías.

Nueva ordenación de los espacios portuarios de Barcelona

Para cumplir con el calendario marcado, el Port acelerará la redacción del proyecto constructivo de la fase cuarta de la ampliación del muelle Adosado para que se puedan sincronizar al máximo las fechas de finalización de las fases tercera y cuarta y poder llevar a cabo los traslados previstos.

Además, los servicios regulares de la Terminal Ferry Barcelona (Trasmediterránea) podrán continuar atracando en la posición sobre la alineación sur del muelle de Barcelona que utilizan en la actualidad.

Hacia la reducción de los residuos medioambientales del tráfico de cruceros y la movilidad

En el marco de una estrategia orientada a la ambientalización del tráfico de cruceros, el Port solicitará la elaboración de un informe sobre el sistema de control actual de las emisiones de los barcos, los protocolos y los resultados obtenidos. Por otro lado, encargará un estudio específico del impacto de la contaminación en el puerto a largo plazo, con especial énfasis en las partículas en suspensión y el impacto en los barrios de proximidad, concretamente a los distritos de Ciutat Vella y Sants-Montjuic.

A la vista de los resultados de estos trabajos y siguiendo sus recomendaciones, el Port formulará un plan de etapas para la ambientalitzación del tráfico de cruceros, con hitos concretos y cuantificados para la reducción de residuos medioambientales.

Paralelamente, el Port de Barcelona elaborará un Estudio de Evaluación Generada de la Movilidad con origen y/o destino en el muelle Adosado y formulará un plan de gestión sostenible de la movilidad terrestre de cruceristas. Todo ello, con la voluntad de evitar la congestión viaria y reducir la saturación de la Rambla como zona de peatones.

http://nudoss.com/destinos/port-de-barcelona/

La Nueva Bocana: un nuevo ámbito ciudadano ganado al mar

Otro de los acuerdos importantes hace referencia a la tercera modificación del Plan Especial de la Nueva Bocana que impulsa el Puerto de Barcelona. La Autoridad Portuaria presentó en junio una primera propuesta de cambio de planeamiento que se ha trabajado conjuntamente con el Gobierno municipal en los últimos meses para incorporar cambios que la hicieran más beneficiosa para la ciudad, los vecinos y vecinas y el propio Puerto. Las mejoras introducidas se vinculan principalmente a los usos y las edificaciones previstas en el ámbito y los criterios de intervención del espacio público.

En cuanto a los usos previstos en todo el ámbito, se determina que ningún edificio podrá tener un uso exclusivo, y se limitará el uso comercial a un 20% y el de restauración a un 15% del techo total del ámbito. Además, para la instalación y el funcionamiento de terrazas en los espacios libres, será de aplicación el mismo régimen jurídico vigente al ámbito del Puerto Viejo.

El nuevo planeamiento afecta fundamentalmente tres ámbitos de la Nueva Bocana: la Marina Vela, el Edificio Central y los tinglados del Muelle de Levante. En estas áreas, se ordenan los espacios y edificios previstos actualmente, con una novedad destacada: la incorporación del uso cultural y docente a varios equipamientos.

Los acuerdos incluyen como novedad el despliegue de un nuevo nodo formativo y tecnológico que acogerá varios servicios educativos y profesionales vinculados al ámbito de la náutica, entre ellos, el Instituto de la Náutica de Barcelona.

El Port de Barcelona premiado en la Seatrade Cruise Global 2017 como mejor puerto de operaciones de embarque y desembarque

Llenar de vida vecinal el muelle de la Fusta

El Gobierno municipal trabaja desde hace meses en la reapropiación del ámbito del muelle de la Fusta, de titularidad repartida entre el Puerto y el Ayuntamiento, por parte de los vecinos y vecinas de Ciutat Vella. En este sentido, el Puerto apoyó la iniciativa del Ayuntamiento de impulsar la reforma integral del ámbito del paseo de Colom y el muelle de la Fusta para aumentar los espacios de parque y jardín urbano y uso público al servicio de la ciudadanía.

Mientras tanto, para ir llenando de vida vecinal el ámbito a corto plazo, en las próximas semanas el Port  cederá los derechos de uso de superficie de una serie de espacios del ámbito de balcón del muelle de la Fusta al Instituto Barcelona Deportes (IBE) por un año prorrogable indefinidamente, con el fin de que se instalen pistas deportivas que ayudarán a dinamizar el espacio y hacer que los ciudadanos y ciudadanas de los barrios de Ciutat Vella  lo hagan suyo.

Compartir:
Deja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de pautas de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información.

ACEPTAR