Itsaso: el mar en Bilbao

“…y que más quisiera yo que ser de tu amanecer
el que corre las cortinas de tu cielo”

Tontxu.

En euskera mar se dice ‘itsaso’. Es una palabra sonora, como las olas que rompen contra los acantilados de la Costa Vasca. Las preciosas palabras del idioma de esta tierra existen para denominar sensaciones y momentos únicos, que solo se pueden vivir si se ‘corren las cortinas de su cielo’.

Y es que recalar en Euskadi es hacer escala en una tierra que respira mar. Incluso su monumento más identificativo, el Museo Guggenheim, nos recuerda a un barco, con sus formas refulgentes, como un homenaje a la ciudad portuaria que lo acoge. El Guggenheim tiene escamas de titanio, una sutil alegoría marina, si se quiere ver así.

El Museo Guggenheim, el que se ha dado en denominar el proyecto cultural más ambicioso del siglo XX, es visita obligada en una tierra que reserva para ti lugares y experiencias que no sabías que existían.

En la obra permanente del Museo Guggenheim figuran piezas de artistas universales de los últimos 40 años. Además, los fondos prestados por la Solomon R. Guggenheim Foundation completan los tesoros que se pueden contemplar en el museo.

Eduardo Chillida, Yves Klein, Antoni Tàpies, Andy Warhol…son solo algunos de los renombrados artistas cuyas obras reposan en el recinto museístico.

Escala de crucero en Getxo

Pero la escala de crucero en el muelle de Getxo ofrece la oportunidad de adentrarse en lugares tan especiales como el propio Getxo o la Ermita de San Juan de Gaztelugatxe.

Getxo dispone de 10 km de acantilados y playas. Todo un recital de sonidos marinos, de olor a salitre, de auténtica cocina marinera te esperan nada más desembarcar. Pasea entre Punta Galea y Sopelana y descubre la belleza del Cantábrico.

En Getxo puedes hacer actividades como buceo, piragüismo o remo. Las regatas de traineras tienen gran tradición en Euskadi y Getxo es un auténtico referente en este tipo de deporte. Podrás convertirte en remero acompañado de un experto arraunlari si lo deseas. En Euskadi todo es posible. Solo hay que dejarse envolver por su cultura y percibir su auténtico sentir.

Antes de abandonar Getxo podrás pasar por su Puerto Viejo o bien disfrutar de la oferta de ocio de su puerto deportivo.

Excursión durante la escala de crucero en Bilbao

Y si lo que buscas es una excursión inolvidable, no dejes de visitar San Juan de Gaztelugatxe. Una ermita en una isla, unida a la tierra por una escalinata de 241 peldaños.

La preciosa ermita se encuentra entre Bakio y Bermeo y dice la tradición que San Juan Bautista dejó allí una huella. Si pones el pie sobre ella tendrás suerte. No abandones la ermita sin tocar la campana tres veces  y pedir un deseo. Nunca se sabe.

Contemplar el ‘itsaso’ batiendo en las rocas de San Juan de Gaztelugatxe es una experiencia que vale la pena vivir y compartir.

Compartir:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de pautas de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies