¿Necesito hacerme un seguro de viaje para mi crucero?

Una de las dudas más habituales a la hora de contratar un crucero es si es recomendable añadir un seguro de viaje o no. El hecho de necesitar un médico durante la travesía es uno de los puntos que genera mayor duda dado que los gastos médicos a bordo de los barcos suelen ser elevados, en caso de no haber contratado previamente un seguro médico de viaje. Lo más habitual cuando hacemos un crucero es que el barco cuente con su propio servicio médico a bordo. De modo que la asistencia sanitaria en alta mar está garantizada. Si bien, tanto el servicio médico como las consultas se facturarán a parte del coste abonado por la totalidad del crucero en caso de requerir en algún momento del viaje asistencia médica a bordo.

Es por esto que es muy recomendable tener en cuenta que, en caso de que el viajero deba tomar alguna medicación, se incluya en el equipaje la cantidad suficiente de medicinas para todos los días del viaje. No suele ser necesario incluir en esta medicación las pastillas contra el mareo porque suelen suministrarse gratuitamente a bordo en caso necesario.

Aunque el barco cuente con instalaciones médicas bien equipadas y con personal sanitario a bordo, en caso de alguna complicación grave lo más probable es que se traslade al viajero al hospital más cercano al puerto de escala. Es frecuente que los grandes trasatlánticos dispongan de helipuerto por lo que si es necesario hacer un traslado aéreo desde alta mar será posible realizarlo sin mayores inconvenientes.

¿Cuánto cuesta una consulta médica a bordo de un barco de cruceros?

Generalmente, el precio de las consultas médicas en un crucero suele variar entre los 30-40 y los 90 euros, en función del horario en el que el paciente haya de ser atendido, así como en función de las condiciones de la misma. Es importante comprobar a la vuelta del viaje si el seguro particular de cada viajero cubre las consultas en el barco porque de ser así, sería posible recuperar el dinero invertido en esa situación de emergencia o necesidad médica.

En el caso de que tengamos que ser atendidos por personal sanitario a bordo, conviene recordar que es muy útil llevar consigo en el momento del embarque una copia del informe médico o del historial de paciente en caso de padecer una enfermedad pre-existente así como informar al departamento médico del barco antes de zarpar para que el personal sanitario pueda conocerlo y prepararse o adquirir el material que pudieran necesitar en caso de emergencia.

Dado que, en algunas ocasiones, el equipaje facturado tarda algunas horas en llegar a la cabina asignada en el día de embarque, es recomendable también que aquellos pasajeros que deban tomar medicación la lleven siempre consigo en su equipaje de mano, para evitar no tenerla a la hora necesaria. Además, algunas navieras requieren un listado de fármacos que ha de consumir el paciente para que el equipo médico pueda prepararse en caso de emergencia.

 

¿Es recomendable hacerse un seguro de viaje para evitar gastos médicos elevados en el crucero?

Para garantizar la asistencia sanitaria adecuada a bordo de un crucero y evitar que los gastos médicos sean muy elevados, se recomienda adquirir una póliza específica que incluya coberturas de salud y otras específicas para viajes en alta mar y por todo el mundo.

Muchas veces los gastos ocasionados por la asistencia sanitaria a bordo han de ser abonados al final del crucero. No obstante, si hemos contratado previamente un seguro, podremos solicitar el reembolso de la cantidad abonada. Es importante conservar los informes, recetas y facturas para la justificación de los gastos.

Además de la visita médica, el seguro cubriría el coste de operaciones de urgencia, pruebas y medicamentos, además de los problemas odontológicos urgentes.

También podemos contar con asistencia médica en tierra si tuviésemos algún incidente durante la escala para lo cual es recomendable llamar a la naviera para que nos aconseje si lo más conveniente es ser atendido a bordo del barco o desplazarse a un centro de salud en tierra. Esto se recomienda para no perder el barco si la salida del mismo está muy próxima y el problema médico se puede solucionar sin problemas a bordo.

Frente a una tarjeta de crédito que incluye coberturas de viaje o un seguro médico privado, el seguro para cruceros siempre será más completo en coberturas y límites de gasto. Además, contactando con el servicio de Asistencia 24 horas de la compañía aseguradora, nos recomendarán la clínica o centro médico más adecuado.

En el siguiente enlace puedes conocer más a fondo las ventajas del seguro de viaje para cruceros en cuando a atención y gastos médicos.

¿Cómo funciona la repatriación o el traslado al hospital si nos encontramos a bordo de un crucero?

Si nuestro estado de salud requiere que seamos ingresados en un hospital o tener que volver a casa de forma precipitada, la naviera organizará el desembarco en el puerto más próximo y, una vez en tierra, se procederá al traslado a la clínica o a la repatriación. Contar con un seguro de viaje para cruceros  nos evitará esos gastos y nos garantizará si estamos en Europa el traslado en avión sanitario en caso necesario.

Compartir:
Deja tu comentario

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de pautas de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies