Compartir: Google+ Pinterest

Descripción

El Puerto de cruceros  de Santander se sitúa al norte de la Península Ibérica y está comunicado a través de la Autovía del Cantábrico y a través de la Autovía de la Meseta, así como a través del ferrocarril con Madrid y Bilbao.

La actividad portuaria en Santander data de 2.000 años de antigüedad y su papel ha sido fundamental para el desarrollo del territorio en el que se asienta gracias a la pesca, el comercio marítimo, la construcción naval y la defensa, así como a través de la práctica de la náutica.

En este momento se trabaja en el desarrollo de infraestructuras portuarias que doten al puerto comercial de mayor longitud y calado así como en el desarrollo de su capacidad logística y de distribución.

Qué visitar durante la escala en el Puerto de cruceros de Santander

La escala de crucero en el Puerto de Santander supone la oportunidad de conocer los mútiples atributos patrimoniales de la ciudad pero también una ocasión perfecta para adentrarse en Cantabria y sus recursos turísticos más emblemáticos.

La Estación Marítima situada en pleno centro de la ciudad que proporciona comodidad al pasajero de cruceros a la hora de desplazarse para efectuar un recorrido turístico. De igual modo, los grandes barcos de cruceros forman parte así del paisaje que los cántabros pueden admirar, al tiempo que esta cercanía provoca una interactuación directa con los agentes del destino y una cálida acogida para los cruceristas que hacen escala en el Puerto de cruceros de Santander, la capital cántabra.

Desde 2008, la Autoridad Portuaria de Santander cuenta con un Foro de Crucero, un grupo de trabajo interadministrativo que se encarga del desarrollo y evolución de este tipo de tráfico en el puerto y que implica a la Autoridad Portuaria, El Gobierno Regional (con CANTUR), El Ayuntamiento de Santander, la Cámara de Comercio de Santander, la Comunidad Portuaria asi como la Policía, la Guardia Civil y la Aduanaetc.

Excursiones de crucero en Santander

Si se hace escala en el Puerto de Santander, entre las excursiones que los cruceristas pueden disfrutar en la capital de Cantabria está la visita al Museo Marítimo de la ciudad. Para los amantes de la oferta museística de los destinos también se recomienda la visita al Museo de Bellas Artes y al Museo Arqueológico. De igual modo, el Faro de Cabo Mayor o Faro de Bella Vista que acoge desde 2001 un interesante Centro de Arte y que ofrece unas visitas increíbles.

El Palacio de la Magdalena, situado en la penísula homónima y construído para albergar a la Familia Real Española en 1909. Este acontecimiento convirtió en ese tiempo a Santander en la corte veraniega y esto influyo en su desarrollo económico y turístico. En 1933 se convirtió en la Universidad Internacional de Verano de Santander, germen de la actual Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Además, en breve, Santander contará con el Centro de Arte Botín, un edificio diseñado por el arquitecto Renzo Piano, el autor del Pompidou, y que se construye en una espectacular cerámica blanca y con una gran terraza al mar y un trampolín sobre el agua.

Además, Santander ofrece la práctica de deportes acuáticos, la práctica del golf y una oferta comercial de primer nivel. La gastronomía de Cantabria y sus rutas de pinchos son en sí mismo un auténtico reclamo de la escala de crucero en Santander, una tierra con una tradición culinaria basada en la calidad.

La capital cántabra es una de las ciudades costeras más bellas de la España Verde.

La capital cántabra es una de las ciudades costeras más bellas de la España Verde.

La escala en Santander puede ser también el punto de partida para la visita a algunos de los recursos más espectaculares de la bella región de Cantabria. Santillana del Mar, el Museo y la Cueva de Altamira -declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO-, así como el puerto pesquero de Comillas, donde visitar edificios emblemáticos como el Capricho de Gaudí o el Palacio de Sobrellano o del Marqués de Comillas.

De igual modo, es una visita indispensable para los amantes de la naturaleza y la aventura el Parque Natural de Cabárceno, con animales en semilibertad y en el que se pueden admirar desde rinocerontes hasta gamos o monos en un recorrido de más de 20 kilómetros por espectaculares parajes naturales.

La visita a las Cuevas del Soplao, un enclave que cuenta con valiosas formaciones geológicas y con 4 kilómetros visitables de espectaculares galerías.

Además de estas recomendaciones, Cantabria dispone de agradables pueblos típicos y de espectaculares arenales que dibujan paisajes marinos increíbles. Lugares como Bárcena Mayor o San Vicente de la Barquera configurarán una agradable visita cultural y gastronómica a este destino lleno de recursos turísticos y de enclaves singulares.

 

 

Localización

Que opinan los navegantes 2 opiniones con una valoración média 5
Imagen de perfil de Angel
Santander es una parada perfecta para relajarte y disfrutar de una buena gastronomia , a destacar su bahía que esta considerada una de las bonitas del mundo, con unas vistas magnificas.
Imagen de perfil de CARLOSCRU
Excelente manera de conocer una de las zonas más bonitas del norte de España. Sobretodo pasear por su paseo marítimo y dejarse llevar hasta el Sardinero que ofrece unas vistas difíciles de olvidar! Perfecto para amantes de la fotografía como yo :) Totalmente recomendable y sobretodo para viajar en crucero.
Imagen de perfil de Capitán Garfio
Con ganas de visitar esta maravillosa ciudad
Un sitio maravilloso!
Imagen de perfil de Patry Jacob
Uno de esos rincones especiales del norte de España que un crucero no debería perderse hacer escala en él, merece la pena. Excelente gastronomía y oferta turística.
Imagen de perfil de Josefa Díaz
Vale la pena la escala en Santander para conocer una tierra fantástica como es Cantabria! Me encantó lo preciosa que es esta ciudad, su increíble gastronomía -recomiendo vivamente las rabas, su aperitivo por excelencia-. No os podéis ir de Cantabria sin probar las anchoas de Santoña y sus deliciosas quesadas pasiegas! El recorrido por la ciudad es muy interesante. La escala de crucero en Santander es de esas que te dejan con ganas de descubrir más cosas de esta tierra. ¡Me encantaría volver!