Compartir: Google+ Pinterest

Descripción

Kioto fue entre el 794 y el 1868 la capital de Japón. Conserva intacto su patrimonio histórico, artístico y arquitectónico por lo que la escala en el puerto de cruceros de Kioto es una magnífica oportunidad para conocer el Japón tradicional y algunos de los monumentos más valiosos del país nipón.
La escala en la ciudad ha de incluir una visita al Palacio Imperial, al Castillo Nijo, al santuario Heian y al Fushimi Inari-taisha. Todos ellos integran la declaración de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.
En la parte norte de la ciudad hay que destacar Kurama, un templo, baños termales y una ruta de senderismo que nos retrotraerá al Japón más profundo y relajante. En el sur, no hay que dejar de visitar los santuarios más conocidos de Kioto, Ujigami y Byodo-in. Ya en el centro, conviene visitar la pagoda del Templo Toji, con la torre de madera más alta de Japón.
Callejear por su tradicional calle de Hanamikoji y degustar Kaiseki ryori o ver un espectáculo de artes marciales son buenas opciones para adentrarse en la cultura de esta gran ciudad.
La visita a los santuarios, a sus traquilas zonas verdes y bosques de bambú, o comprar artesanía en sus mercadillos forma parte de la visita a esta majestuosa ciudad, en la que la tradición y la modernidad conviven y que es, sin duda, una de las excursiones más maravillosas de un crucero por Asia.

 

Localización

Que opinan los navegantes 1 opinión con una valoración média 5
Imagen de perfil de leticia
Hermosa Kioto, antigua capital de Japón y patrimonio de la Humanidad. Tiene una de las más impresionantes colecciones de templos budistas y shintoistas del mundo como el famoso pabellón dorado (kinkaku-ji), Kiyomizudera y fushimi inari taisha (el que aparece en Memorias de una Geisha, cuando corre entre cientos de toris siendo aún pequeña). Mi lugar favorito es el Castillo de Nijo, aunque hay muchos sitios que recomendar. Eso sí, si el bolsillo de lo permite, dos palabras: cocina kaiseki.